Te amo🩵

¿Cuándo fue la última vez que le dijiste a alguien te amo? Pero un te amo de verdad donde realmente lo sientas y no solo por mera costumbre decirlo sin sentirlo. 

Admiro a aquellas personas que se permiten amar sin limites, porque decirle a alguien te amo mientras ves directamente a sus ojos, sintiendo sus manos calidas e incluso llegas a escuchar los latidos de su corazón y te da la sensación de que todo va a estar bien pase lo que pase requiere de mucho coraje. 

¿Extrañabas la sensación de calma? A pesar de ser una persona enamorada del amor, que le encanta el romanticismo no me doy la oportunidad de sentirlo. 

¿Por qué es tan difícil amar en estos tiempos? 

Sí, actualmente muchas personas nos encontramos temerosos al amor porque nos han lastimado tanto con mentiras y justamente le tenemos tanto miedo a que nos vuelvan a lastimar porque pocas personas tienen el valor de expresar sus verdaderas intenciones. 

A pesar de que actualmente nos encontramos en un mundo lleno de gente que miente porque claramente piensan que es más EDUCADO mentir por no querer “lastimar” tus sentimientos yo llamo a eso ser cobarde. 

Sin embargo, me encuentro en un momento donde quiero sentir mi corazón latir por alguien. 

¡Carajo! La vida es muy corta para limitar nuestros sentimientos y sobre todo con lago tan precioso como el amor…

¿El amor lastima? ¿El amor te hace sufrir?

NO ES ASÍ, tú únicamente sufres por la idea estúpida que tienes de querer ser correspondido de la misma manera cuando a veces solo se trata de un sentimiento unilateral y eso ESTÁ BIEN. 

Por ejemplo, si compras un regalo, esperas un regalo de vuelta, si mandas un mensaje de buenos días, esperas que también te llegue un mensaje en algún momento del día, si dedicas tiempo, esperas que también te den su tiempo pero eso no es amor, es un pensamiento bastante egoísta esperar recibir los mismos gestos que nosotros damos. 

No estoy diciendo que pedir afecto es malo y tampoco estoy dándote autorización de volver por quinta vez con tu ex que no tiene ni si quiera la educación de agradecer las atenciones que le diste pero sí existen personas que se ganan ese amor de tu parte ¿pusiste atención? SE GANAN EL AMOR.

Por favor, a estas alturas ya es para que entendamos que todos tenemos maneras diferentes de demostrar el amor para esperar siempre lo mismo. 

Ahora yo te quiero amar porque sacas lo mejor de mí, haces latir mi corazón de una manera que me hace sentir bien, por todo el tiempo que paso contigo yo lo disfruto, por todas las conversaciones interesantes que tenemos, porque me gusta escuchar tu respiración y le agradezco al mundo que existes y sobre todo por haberte puesto en mi camino. 

Te amo sin esperar nada a cambio, simplemente TE AMO. 

A✨

Probablemente me hablaste en el momento menos inesperado, sin embargo, fue el momento correcto, ese momento donde ambos nos sentíamos tristes sin si quiera conocer nuestras historias.

Pero ¿qué fue lo que me llevó a ti? A lo mejor los comentarios que he escuchado de mis amigos extranjeros que llevan más tiempo viviendo en Corea, o quizás el hecho de tener varias experiencias en citas donde lo único que buscan son encuentros casuales, pero no alcanzan a tener el valor de ser honestos con sus intenciones ¡qué cansado!

¿A caso tú también buscas lo mismo? No sé, probablemente así sea, sin embargo, ahora no me encuentro en una situación donde lo primordial sea tener contacto físico, todo se me ha derrumbado y ceder ante deseos ajenos no está siendo de mis prioridades, te lo he dicho ya, no estoy pasando por un buen momento y hasta suena cómico que eso fue nuestra primera conversación.

Cuando veo tus fotos no puedo negar que eres muy atractivo, demasiado para mi gusto y aunque poseas muchas características físicas que constantemente estoy rechazando mentiría si digo que no siento atracción hacia ti, me cuesta descubrir qué es lo que me atrae de ti… ¿por qué tu mirada luce tan genuina? Maldita sea, no logro percibir ni una pizca de maldad en tu mirada ¿serán acaso mis propias ideas? o quizás porque desde el principio nos hemos puesto los límites…

Cada vez que tengo en mi mente la manera en cómo nos conocimos todavía no me hago de la idea que ahora me encuentro escribiendo sobre ti, queriendo contarles a todos este sentimiento que me provocas.

Aquel primer viernes de diciembre no era un día bueno para mí, fue bastante inesperado, pero yo me sentía sola y a pesar de toda esa tristeza sé que no me puedo quedar ahí, así que tome la decisión de aceptarle la cita a ese chico coreano que de un día para otro me invitó a tomar un café, creo que lo necesitaba.

Gracias a esa cita pude darme cuenta de que probablemente ahorita necesito una pausa de tener citas con los coreanos, yo no entiendo cómo es que logran llamar el hecho de ser “educados” con mentir constantemente ¿así prefieren llamar a la deshonestidad e infidelidad? ¿mentiras disfrazadas con “educación? Pero ¿qué tontería es esa?

Inesperadamente me llegó tu mensaje ¿por qué me has escrito? Me sorprendió ver tu nombre en mi teléfono y a decir verdad me hizo perder el interés hacia el chico que tenía enfrente de mí, igualmente el hecho de haberme enviado a casa sola caminando en un frío horrible no me quedaron ganas de verlo nuevamente, sin embargo, llegué a casa, de la misma manera no había nadie, continuaba sola… así que revisé mi teléfono y todavía tenía tu mensaje en la pantalla preguntando sobre mis planes el fin de semana cuando inmediatamente te dije que quería un vino, realmente quería un vino y me lo has traído.

Debo agradecer el hecho de que vivas solo a 10 minutos de mi casa y aún más la disponibilidad de llevarme el vino aún cuando ya estaba en pijama, qué manera tan peculiar de encontrarnos ¿no?

Cuando tocaste mi puerta y me dijiste ¡hola! sentí que éramos amigos de toda la vida porque comencé a hablarte en español sin si quiera saber si realmente lo hablabas… inmediatamente te agarré confianza y comenzamos a beber de ese vino que has traído, realmente no sé si te interesaba saber de mi historia o me has preguntado por cortesía pero después de haber bajado el vino a la mitad te conté todo en mi vida porque realmente de ti percibía una energía muy bonita, no me juzgabas y tampoco te burlabas ni si quiera de mis más pequeñas e insignificantes preocupaciones.

Solo me provocaba querer seguir contándote más cosas y el hecho que me dijeras “cualquier cosa que necesites, puedes llamarme” me hizo tenerte un cariño tan grande en menos de un segundo porque justamente hiciste lo que muchos no hicieron, ESTAR AHÍ.

En el momento menos esperado me encontraba besándote, probablemente ni tú ni yo nos esperamos eso debido a las circunstancias, pero tampoco puedo dejar de pensar en qué se sentía al probar tus labios, poco a poco iba queriendo más de ti y aún sigo queriendo, al grado de tenerme aquí escribiendo este capítulo, el más bonito que ha sucedido en este inesperado K-drama, de verdad me intriga saber qué sigue…